Seleccionar página

El reciclaje supone una práctica extendida entre muchos ciudadanos pero para otros supone un verdadero reto. Tener el conocimiento y los recursos para reciclar es sencillo, debemos prestar atención a los residuos que generamos y separarlos correctamente para que estos puedan llegar fácilmente a las plantas de reciclaje y tener una segunda vida.

Existen detractores y defensores del reciclaje, nuestro planteamiento como makers va más allá de estas posturas ya que consideramos una necesidad medioambiental el reciclaje de materiales. Los recursos no son infinitos, tenemos la falsa creencia de que lo son pero estamos francamente equivocados, se acaban. A nuestro parecer resulta muy absurdo limitar la vida útil de los materiales a un solo uso o a que se hayan roto. La filosofía Maker plantea el reciclaje como uno de los ejes vertebrales, unido a las tecnologías de fabricación digital, el DIY/DIWO o las licencias abiertas

Se habla de reciclar y reutilizar, reaprovechar materiales y piezas para generar nuevos objetos o creaciones. A priori puede parecer que simplemente se trata de coger un objeto considerado residuo y aprovechar sus piezas o el completo para otra función, pero hay mucho más detrás de esto, se trata de analizar el estado de los objetos, prestar mucha atención y concretar que nuevos usos puede tener y si responderá de forma eficiente a los requisitos de la función que debe desempeñar.
 
Además supone beneficios económicos ya que reciclando y reutilizando economizamos el coste de los objetos desarrollados.
 
En Tangencial nos hacemos eco del concepto RIY (Recycle It Yourself), un concepto que conocimos por casualidad pero que otorga mucho sentido y complementa la filosofía que conocemos, pone énfasis no solo en las habilidades creativas, sino la capacidad de reutilización y reciclaje que tenemos las personas.

]]>